Cada vez son más los videojuegos que se decantan por ofrecer contenidos de diferentes estilos, introduciendo mejoras como son las limusinas en el campo de los coches, aportando un valor añadido y también de diversión para el jugador. Es más, una vez que estos gamers saben de la existencia de esta clase de vehículo, hacen todo lo posible para poder conducirlo en el mundo virtual.

Limusinas de todo tipo

No cabe duda que estos coches son realmente llamativos, al igual que también los asociamos al mundo del lujo, pero también a la diversión. Por tanto, si vemos una limusina en la calle nos llama la atención, pero lo mismo ocurre en los videojuegos. Eso sí, la cosa cambia cuando somos nosotros mismos los que conducimos esta clase de coches.

Y es que no engañamos a nadie cuando decimos que queremos ir en una limusina o incluso conducirla nosotros mismos. De ahí que ya existan diversos juegos para conducirlas, pero el asunto no está en jugar con un mando, sino que también existen simuladores donde nos metemos dentro de la piel de un autentico conductor de estos coches, los cuales, no debemos olvidar, deben tener un permiso especial para esta conducción.

Igualmente, otro juego que está triunfando es el de aparcar las propias limusinas. De hecho, este clásico juego ha existido desde hace mucho tiempo, pero la misión consistía en aparcar coches más pequeños como utilitarios o similares. Y aun así la diversión estaba asegurada, solo que ahora se ha ampliado y mejorado el nivel para que la dificultad sea también mayor, motivando a los jugadores a descargarse este tipo de juego, más avanzado que el simple aparcamiento de coches.

Grand Theft Auto, un juego con infinidad de coches

El clásico GTA, en cualquiera de sus versiones, destacaba por la posibilidad que te ofrecía de conducir todo tipo de coches, incluso tanques. No obstante, la opción de las limusinas quedaba un poco extraña de ver, más que nada porque ni era una opción demandada ni tampoco se había ofertado por parte de los creadores del juego.

Sin embargo, esto ha cambiado en los últimos años, donde la tendencia no solo ha llevado a buscar trucos para que aparezcan estos vehículos, sino también a personalizarlos. Por ejemplo, los últimos modelos que podemos encontrar son la dementia limousine, la love first, la limusina patriot o la Stretch E. Todas ellas tienen sus particularidades, desde la clásica limusina blanca, la limusina con un motor sobresaliendo por el capó, la limusina todoterreno o la limusina con una ametralladora incorporada.

En definitiva, la innovación en las limusinas ha sido tal que la podemos ver en videojuegos, pero también en simuladores más complejos, todo para poner a prueba la destreza de los jugadores.

¿Tú qué opinas al respecto? ¿También quieres conducir una limusina?